Examenes oficiales

Los exámenes oficiales para los que te prepararemos en la Escuela te permitirán certificar tu dominio de un idioma en todo el mundo.

 

El establecimiento del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER) fijó los niveles estándar de dominio de una lengua que comenzarían a ser usados por empresas, instituciones y administraciones a la hora de establecer criterios lingüísticos.

 

Los niveles del MCER quedaron fijados en:

 

  • Nivel A (usuario básico), dividido en A1 y A2.
  • Nivel B (usuario independiente), dividido en B1 y B2.
  • Nivel C (usuario competente), dividido en C1 y C2.

 

De cada nivel, se espera un determinado nivel de dominio del idioma:

Nivel A

(usuario básico)

A1 Es capaz de comprender y utilizar expresiones cotidianas de uso muy frecuente, así como frases sencillas destinadas a satisfacer necesidades de tipo inmediato.

Puede presentarse a sí mismo y a otros, pedir y dar información personal básica sobre su domicilio, sus pertenencias y las personas que conoce.

Puede relacionarse de forma elemental siempre que su interlocutor hable despacio y con claridad y esté dispuesto a

cooperar.

A2 Es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc.)

Sabe comunicarse a la hora de llevar a cabo tareas simples y cotidianas que no requieran más que intercambios sencillos y directos de información sobre cuestiones que le son conocidas o habituales.

Sabe describir en términos sencillos aspectos de su pasado y su entorno, así como cuestiones relacionadas con sus necesidades inmediatas.

Nivel B

(usuario independiente)

B1 Es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, ya sea en situaciones de trabajo, de estudio o de ocio.

Sabe desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un viaje por zonas donde se utiliza la lengua.

Es capaz de producir textos sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares o en los que tiene un interés personal.

Puede describir experiencias, acontecimientos, deseos y aspiraciones, así como justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.

B2 Es capaz de entender las ideas principales de textos complejos que traten de temas tanto concretos como abstractos, incluso si son de carácter técnico siempre que estén dentro de su campo de especialización.

Puede relacionarse con hablantes nativos con un grado suficiente de fluidez y naturalidad de modo que la comunicación se realice sin esfuerzo por parte de ninguno de los interlocutores.

Puede producir textos claros y detallados sobre temas diversos así como defender un punto de vista sobre temas generales indicando los pros y los contras de las distintas opciones.

Nivel C

(usuario competente)

C1 Es capaz de comprender una amplia variedad de textos extensos y con cierto nivel de exigencia, así como reconocer en ellos sentidos implícitos.

Sabe expresarse de forma fluida y espontánea sin muestras muy evidentes de esfuerzo para encontrar la expresión adecuada.

Puede hacer un uso flexible y efectivo del idioma para fines sociales, académicos y profesionales.

Puede producir textos claros, bien estructurados y detallados sobre temas de cierta complejidad, mostrando un uso correcto de los mecanismos de organización, articulación y cohesión del texto.

C2 Es capaz de comprender con facilidad prácticamente todo lo que oye o lee.

Sabe reconstruir la información y los argumentos procedentes de diversas fuentes, ya sean en lengua hablada o escrita, y presentarlos de manera coherente y resumida.

Puede expresarse espontáneamente, con gran fluidez y con un grado de precisión que le permite diferenciar pequeños matices de significado incluso en situaciones de mayor complejidad.

Fuente: Consejo de Europa (www.coe.int)

Para demostrar que se posee alguno de esos niveles, las empresas, instituciones y administraciones exigen que se haya obtenido una certificación proveniente de una entidad reconocida.

 

¿Qué significa esto? Que puedes encontrarte con distintas instituciones, empresas o administraciones certificadoras. En inglés, la institución más reconocida internacionalmente es la Universidad de Cambridge (Cambridge University), con sus conocidos exámenes KET, PET, FIRST, CAE y CPE, pero hay otras muchas instituciones más, como la Universidad de Oxford (Oxford University), que en abril de 2017 anunció que lanzaba sus propios exámenes para certificar solo algunos de los niveles del MCER.

 

Si hay tantas instituciones que certifican el nivel de dominio de un idioma, ¿cuál se ha de escoger? Sin duda alguna, aquella con más fama y renombre, pues será la que más acepten empresas, instituciones y administraciones de todo el mundo.

 

Siguiendo el ejemplo del inglés, puedes estar un año estudiando un curso de inglés intermedio-alto (B2) en una academia y obtener un diploma que diga que has alcanzado dicho nivel. Pero en una entrevista de trabajo, en una universidad o en cualquier otra situación en la que te pidan demostrar un nivel determinado, ese diploma no servirá pues la academia no está reconocida como entidad certificadora y todo el trabajo, esfuerzo y dinero invertidos no habrán servido para nada.

 

Por eso siempre es recomendable hacer exámenes que provengan de entidades lo más internacionalmente reconocidas posible.

 

Como Centro autorizado para la preparación de exámenes de Cambridge English número ES024-309, te asegurarás presentarte a exámenes oficiales cuyas certificaciones serán válidas de por vida y reconocidas en todo el mundo.

 

En el resto de idiomas que impartimos, nos aseguramos de prepararte para presentarte a exámenes que te aseguren obtener certificaciones válidas y reconocidas.

 

No se admiten más comentarios